Cómo hacer un plan de inclusión laboral

Hoy, la inclusión laboral es una decisión ética y estratégica para el desarrollo de las empresas. En Chile, desde 2018, se han establecido leyes que norman de manera rigurosa la contratación de colaboradores con discapacidad.

Por la razón que sea, las Pymes tienen una oportunidad enorme en esta materia. Si bien, para pequeñas y medianas empresas con dotación menor a 100 personas, no es una obligación contratar colaboradores con discapacidad, es un desafío importante marcar diferencias y considerar también políticas en pro de esta ley. Así pueden desempeñar un papel crucial en la economía global, teniendo la posibilidad de fomentar un sistema de trabajo inclusivo y ser los líderes de la economía del mañana.

Si a esto sumamos todos los beneficios que ofrece al clima laboral de una organización, a la satisfacción entre los trabajadores, a la innovación naciente de la diversidad creativa y operativa, al cumplimiento legal, además de la posibilidad de destacar frente a la competencia gracias a clientes y consumidores cada vez más conscientes, no queda argumento en contra que tenga cabida.

Pero, suficiente de razones. Si estás aquí es porque ya tienes la semilla del crecimiento hacia el éxito y en Probenefit estamos comprometidos en apoyar cada paso de ese recorrido. 

Por eso, en este artículo te contamos el paso a paso de cómo y por qué hacer un plan de inclusión laboral práctico, escalable y que genere resultados.

 

Puedes revisar: Beneficios de un Seguro de salud para Pymes y sus trabajadores

 

¿Qué es la Ley de Inclusión Laboral?

La Ley de Inclusión Laboral N° 21.015, como lo dice su nombre, es una ley que incentiva la inclusión de personas con discapacidad en el mundo laboral desde el 2018.

Uno de sus principales avances es la obligación a empresas públicas, privadas y organismos del Estado con más de 100 trabajadores, a reservar un 1% de los cupos laborales disponibles a personas con discapacidad, o beneficiarias de la pensión de invalidez de cualquier régimen previsional.

Además de este maravilloso avance, también elimina la discriminación en todo sentido a las personas con discapacidad, regulando los salarios, formas de contratación y desarrollo de ambientes laborales inclusivos.

El cumplimiento de estas obligaciones está supervisado por la Dirección del Trabajo, quienes han dispuesto una variedad de contenidos que puedes consultar si deseas ampliar tus conocimientos sobre deberes, normativas y novedades en inclusión laboral.

Gracias a su implementación, y a otras iniciativas como la Ley de Gestor de Inclusión Laboral, Forbes recoge que de 53 mil puestos disponibles para personas discapacitadas en Chile, para agosto de 2023 sólo quedaban vacantes un sorprendente 30%.

Es por estas razones, que cada vez son más las empresas y organizaciones interesadas por crear un plan de inclusión en sus espacios de trabajo: no solo se trata de cumplir la ley, también de alinearse a los nuevos estándares competitivos y construir una ambiente agradable, estimulante y digno para las diversas vivencias de las personas.

Y es que este cambio, tanto cultural como empresarial, está abriendo puertas para muchas otras realidades que enriquecen y promueven la superación de los nuevos desafíos de crecimiento al que se enfrentan muchos negocios.

 

Principios de un cultura de inclusión en el trabajo exitosa

Antes de partir de lleno con la creación de un plan, es importante comprender algunas consideraciones de esta nueva cultura de inclusión en el trabajo que deseas implementar.

Si bien puedes partir por la necesidad o certeza de construir espacios más amigables hacia la discapacidad, pronto te darás cuenta que son esas mismas herramientas las que entregarán bienestar general a tus colaboradores actuales.

Además, atraerán talentos enriquecedores desde otros grupos discriminados o subrepresentados: mujeres, las neurodivergencias, disidencias sexogenéricas, comunidades indígenas, personas mayores, entre muchas otras. 

¡Está ampliamente estudiado que la diversidad estimula la innovación y crecimiento de las empresas! Y también, cómo la falta de ella impulsa una alta rotación de personal y trae graves impactos económicos.

Eso sí, todo dependerá del enfoque con el que uses aquellas herramientas. Por eso, te compartimos el siguiente listado de principios. Esperamos que sean un faro desde el que guíes todos tus esfuerzos en desarrollar sus beneficios, partiendo por el plan de inclusión laboral.

 

Algunos importantes principios de la inclusión empresarial:

     

      • Diversidad: Reconocer, valorar y promover las diferencias de género, cultura, orientación sexual, identidad de género, religión y habilidades, como un activo estratégico para la empresa.

      • Equidad: Garantizar, no solo igualdad de oportunidades independientemente del origen o características personales, también focalizar esfuerzos en cerrar brechas. No todas las personas partimos la carrera en la misma línea.

      • Respeto: Fomentar una cultura laboral y social empática, donde las opiniones y diferencias sean respetadas. Eso sí, siempre y cuando no caigan en discursos de odio. 

      • Accesibilidad: Evaluar y garantizar que los espacios, equipos y procesos, puedan ser utilizados por todas las personas de una forma cómoda y digna.

      • Comunicación: Fomentar el diálogo constructivo, la resolución de problemas y la educación constante, para convertir cada desafío en una oportunidad de desarrollo organizacional.

    Mujer sosteniendo sobre sus manos figuras humanas que reflejas la diversidad y la inclusión laboral dentro de las empresas

     

    Cómo crear un plan de inclusión en una empresa

    Ahora que tenemos la base legal desde donde partir, y un mapa de principios para perseguir el horizonte que deseamos alcanzar, llegó el momento de descubrir cómo crear un plan de inclusión en una empresa pequeña o mediana.

    Te compartimos una serie de pasos básicos que te ayudarán en este proceso, enriquecerán tu camino a la inclusión y te permitirán cultivar herramientas que promuevan el crecimiento de tu organización a la par de nuevas metas.

     

    1. Evalúa tu organización

    Antes de iniciar una estrategia tan importante, es esencial partir el trabajo desde hechos y no suposiciones. Realiza una evaluación de la cultura inclusiva actual de tu negocio para encontrar y definir qué áreas podrían mejorarse, cuáles hay que mantener o revitalizar, y cuáles están funcionando bien.

    Una parte fundamental de la inclusión, es precisamente incluir a todas las personas: levanta encuestas, focus group o consultas activas entre tus colaboradores. Identifica qué desafíos ven como urgentes, qué necesidades levantan y qué esperan de todo este proceso. ¡Te llevarás sorpresas interesantes y muy útiles!

     

    2. Define objetivos, metas y recursos

    Con el diagnóstico inicial, es hora de abordar los objetivos, metas y recursos necesarios.

    Establece objetivos claros y medibles para periodos de tiempo determinados. A la vez, define metas inspiradoras que motiven el involucramiento de las personas. 

    Son esos puntos los que te ayudarán a identificar indicadores claves de rendimiento, que a futuro te permitan evaluar tu progreso en inclusión y ajustar todo lo necesario.

    Finalmente, define los recursos financieros y humanos que necesitarás para cumplir aquellos puntos. Puedes construir un presupuesto sólo para el plan, o integrarlo al del área de gestión de personas.

    Si requieres más información, consulta nuestro artículo sobre cómo armar un presupuesto para recursos humanos.

     

    3. Ajusta tus políticas de contratación y promoción

    Para que las personas puedan enriquecerse y a la vez nutrir la cultura inclusiva de tu negocio, bueno, primero tienen que ser parte. Por eso, es fundamental que revises y ajustes todas tus políticas de contratación y promoción.

    El criterio principal de esta acción es evitar todo lo que pueda causar discriminación durante los procesos, o incluso previo a ello: cualquier cosa que pueda desincentivar la postulación.

    Implementa procesos de selección centrados en competencias y habilidades, por sobre sesgos personales o de operatividad. Si necesitas ayuda, hay una variedad de servicios que te brindarán asesoría en esta materia.

     

    4. Sensibiliza

    Al igual que el punto anterior, tampoco basta solo con entrar: también es importante querer quedarse. Una buena forma de promover espacios seguros para la inclusión, es realizar entrenamientos en diversidad a todos los empleados.

    Fomenta la sensibilización con talleres, charlas o informativos. Sobre todo, prioriza los elementos centrales de la interacción: formas de comunicación, formas de asistencia y herramientas de adaptación. 

    ¡Sin duda marcarán una diferencia! Equipos entrenados y con herramientas, no solo potencian el trabajo actual, también te aseguran mayor resiliencia hacia desafíos futuros.

     

    5. Adapta tus instalaciones y equipos

    Una parte importante de querer quedarse, es poder hacerlo. Cuida que tus instalaciones y equipos sean accesibles de una forma segura para todas las personas.

    También, puedes implementar tecnologías que faciliten la accesibilidad y el desarrollo profesional. El mercado e internet está lleno de oportunidades para todos los presupuestos.

     

    6. Fomenta la comunicación constante

    Los cambios siempre traen nuevos desafíos, y poder abordarlos de forma preventiva, es mucho mejor que hacerlo cuando se convirtieron en grandes problemas.

    Promueve una comunicación abierta en tu empresa, que facilite e inspire a tus colaboradores a empoderarse en su rol hacia la inclusión. No es necesario que resuelvas e identifiques todos los problemas tú solo, tus trabajadores también pueden ser un gran aliado.

    Una buena práctica es establecer canales de sugerencias, reclamos y denuncias anónimas, que ofrezcan garantías de poder levantar situaciones sin consecuencias.

     

    7. Celebra la diversidad

    La inclusión no solo es un desafío con cosas que resolver, también es una celebración a la riqueza de la experiencia humana.

    Organiza eventos y actividades que celebren la diversidad dentro de la empresa. También, reconoce y premia los esfuerzos de inclusión.

    Que este plan sea entendido como una oportunidad positiva, más que un problema desafiante, solo dependerá de a qué se dedique mayor atención.

     

    8. Haz seguimiento y evaluación continua

    Lo que no se mide, no se puede mejorar. Establece un sistema de seguimiento regular, para evaluar los resultados e impactos del plan, según los indicadores que definiste y la propia retroalimentación de tus trabajadores.

    Ajusta constantemente tu plan y sus recursos para que tu estrategia sea un pilar de desarrollo eficiente, focalizado y aterrizado a las necesidades del ahora.

    La inclusión es fundamental para la prosperidad de cualquier negocio y sociedad. Esperamos que al adoptar los valores que te presentamos, siguiendo un plan de inclusión laboral estructurado, tu empresa pueda aprovechar todos los beneficios que trae y usarlos para definir el éxito del mañana.

     

    Te puede interesar: Guía completa para contratar un Seguro de salud para Pyme

     

    Y claro, es una labor que requiere dedicación constante, sobre todo al inicio. Si necesitas más información, siempre puedes consultar la Guía de gestión para la inclusión laboral de Senadis. También, considera apoyarte en profesionales que te puedan orientar de forma efectiva y actualizada. Así, evitas perder dinero en ensayos y errores, y te aseguras de cumplir con todo lo necesario. ¡Mejor hacerlo bien, que a medias!

     

    Apoya tu desarrollo en inclusión con Probenefit

    En Probenefit contamos con equipos interdisciplinarios de profesionales expertos en bienestar laboral y empresarial. Nos encargamos de apoyar, asesorar, hacer seguimiento y ejecutar acciones que promuevan la inclusión laboral en empresas de todo tipo. Y lo hacemos de la única manera que sabemos: de forma humana, transparente, abierta y diversa.

    ¡Haz que tu negocio avance con Probenefit! Consulta nuestro plan de inclusión laboral y todas nuestras otras soluciones de bienestar laboral

    ¿Necesitas más información? Resuelve todas tus dudas en el blog, a través de nuestra línea telefónica +562 2249 7300 o escríbenos a contacto@probenefit.cl

    Suscríbete

    Y recibe nuevos artículos en tu correo

    Error: Formulario de contacto no encontrado.

    Más publicaciones

    Nombre*
    Hidden
    Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

    Déjanos tus datos y te contactaremos:

      Nombre *

      Apellido *

      Email *

      Teléfono (requerido)

      Razón Social Empresa *

      Rut Empresa *

      Comentarios:


      Déjanos tus datos y te contactaremos:

      Error: Formulario de contacto no encontrado.

      Recibe nuestros artículos en tu correo

      Nombre
      Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.