Cómo cobrar un seguro: pasos y plazos

Saber cómo cobrar un seguro es algo que toda persona debería conocer desde que decidió contratar una póliza. Sin embargo, a veces por lo complejo de todos los pasos necesarios o los detalles involucrados, muchas personas lo evitan hasta que llega el momento de urgencia.

¡Evita dolores de cabeza! Ya seas una persona precavida que quiere tener todo en orden en caso de cualquier situación, o una persona en apuros que llegó hasta aquí nerviosa por obtener información fácil y sencilla, este es el lugar correcto.

Continúa leyendo, que en Probenefit te contamos todo lo necesario para que no se te escape ningún trámite: las obligaciones legales, los plazos y algunos secretos de expertos en seguros.

Eso sí, para iniciar el recorrido que te lleve a una solución exitosa, es importante entender un término que verás en muchas partes y documentos de todo el proceso. ¡Vamos a ello!

 

¿Qué es un siniestro en seguros?

En el mundo de los seguros, un siniestro es un evento inesperado que causa daños materiales o perjuicios económicos, a bienes o personas. Es decir, que cuando contratas una póliza, tu cobertura se hace cargo de protegerte ante algunos siniestros determinados que elijas.

Y aquí, es donde tocamos el punto clave de lo que será todo este proceso: la investigación del siniestro.

Todo contrato de un seguro cubre ciertos siniestros y otros no. Los que son cubiertos, también tienen condiciones o ciertas excepciones. Esto te lo deberían haber informado antes de firmar, y de no ser así, quizás debas averiguar cómo puede ayudarte un corredor de seguros.

Más allá de eso, ahora todo girará en torno a la investigación: determinar si el siniestro está dentro de la cobertura del seguro contratado, y de ser así, cuánto sería el monto que te debe indemnizar la aseguradora.

A todo este proceso de investigación y definiciones se le conoce como liquidación de un siniestro, la que puede ser llevada por la misma compañía o mediante un liquidador externo. Pero eso ya es tema de otro artículo.

Con lo básico claro, vamos a lo importante.

 

Hombre frente a un siniestro vehicular pensando en cómo cobrar un seguro

 

8 pasos para cobrar el dinero de un seguro

 

1. Revisa la póliza de tu seguro y su cobertura

Para iniciar cualquier proceso de activación de tu seguro, también conocido como reclamación, es muy importante comprender los términos y condiciones de tu póliza.

Lo principal es tener claro el tipo de cobertura, los límites de tu contrato, qué queda fuera y si hay algún procedimiento obligatorio señalado a seguir. Esto es fundamental, ya que hay algunos tipos de seguros que requieren una constancia inmediata en Carabineros. Puedes conocer más de estos requisitos legales, con el artículo 16 y 18 del Decreto 1055 del Ministerio de Hacienda.

También, verifica los canales de atención que puedes usar para iniciar el reclamo.

 

2. Denuncia el siniestro

Para dar inicio al proceso de liquidación, es importante contactar a la compañía de seguros cuanto antes. Sobre todo, porque hay algunos contratos que establecen un plazo para la notificación.

Además, si obtuviste la póliza por medio de un corredor, también avísale. Para nada será una molestia, al contrario, está obligado a acompañarte durante todo este camino.

Proporciona todos los detalles importantes: fecha, hora, lugar, una descripción completa de lo sucedido y cualquier otro antecedente que creas pueda ser relevante. 

En todo caso, no te preocupes en exceso. Este puede ser un momento de mucho estrés. Si olvidas algo, lo más probable es que puedas presentarlo durante la investigación.

 

3. Guarda registros del siniestro

Lo mejor para evitar la ansiedad de olvidar notificar algo, es recopilar toda la información que puedas del siniestro: fotografías, videos, informes de Carabineros, informes médicos, testigos, etc.

A más evidencia, más sencillo respaldar el reclamo. ¡Y tienes todo lo que necesitas en el bolsillo! Utiliza tu cámara para grabar y capturar imágenes, tomar notas de voz o registrar los contactos de personas claves.

 

Puedes leer: Qué es la clasificación de riesgo en seguros

 

4. Decide quién quieres que lleve la investigación

El proceso de liquidación puede ser llevado, tanto por la compañía de seguros, como por un liquidador externo independiente. ¡Y sí, tú puedes participar de la decisión!

La aseguradora tiene un plazo de 3 días hábiles, desde la denuncia, para comunicarte si decide continuar con la investigación por medio de un liquidador.

En caso de que la empresa decida realizarla ella misma, puedes oponerte si lo deseas. Después de la recepción de la comunicación de la aseguradora, cuentas con un plazo de 5 días hábiles para solicitar que se designe un liquidador.

Una vez esto ocurra, en no más de 2 días hábiles, la compañía deberá designar al encargado. 

Con todas las cartas sobre la mesa, ahora es cuando parte lo serio.

 

5. Haz el seguimiento de la investigación del siniestro

Ya sea la compañía de seguros o un liquidador de siniestros quien lidere la investigación, siempre deberás ser informado oportunamente de todo lo que debes hacer o de qué documentos debes presentar para el proceso.

Además, el investigador está obligado a emitir un informe y debe hacerlo en el plazo más breve posible. Pero ojo, tiene un límite: 45 días de corrido desde la denuncia.

Ese límite puede extenderse a un plazo de igual duración y de manera sucesiva. ¿Qué quiere decir? Cumplidos los primeros 45 días, puede solicitar otros 45. Cumplidos aquellos, puede solicitarlos de nuevo, y así sucesivamente.

Eso sí, ten en cuenta que aquella prórroga siempre debe tener una justificación. Además, debe ser avisada a ti y a la entidad regulatoria de los seguros en Chile: la Comisión para el Mercado Financiero. Y con la CMF nada es un juego.

Si la comisión decide que no es justificable la ampliación, puede anularla y fijar unilateralmente un plazo donde el informe deberá ser entregado. Sin excusas, sin más ampliaciones. 

 

6. Revisa el informe de la liquidación del siniestro

Una vez generado el informe de la liquidación, deberá ser entregado en la misma fecha a ti y a la compañía de seguros.

Este informe debe contener: 

     

      • La opinión técnica para justificar el pago o no pago de la indemnización.

      • El monto de la indemnización, en caso de que corresponda.

      • Los criterios y parámetros que se usaron para determinar el monto.

    Revisa muy bien el informe y siempre busca asesoría profesional si lo necesitas, sobre todo para encontrar orientación en los aspectos técnicos y legales. 

    ¡Y no desesperes todavía! Si no estás de acuerdo, no todo está pérdido.

     

    7. Decide si impugnar el informe

    Desde que recibes el informe, tienes un plazo de 10 días hábiles para decidir impugnar por la cobertura o el monto de la indemnización.

    Y en caso de que la liquidación fuese llevada por un profesional externo, la aseguradora tiene el mismo plazo para solicitar la misma acción.

    Una impugnación es el proceso donde una de las partes solicita la revisión, anulación o se opone completamente al informe de liquidación. Pero nuevamente, no es algo que se haga a la ligera: debe estar fundamentado en argumentos sólidos.

    Si ocurre una impugnación, el responsable de la investigación tendrá 6 días hábiles para responder. Aquí, es donde inicia la última parte del cobro de un seguro.

     

    8. Cierra el proceso de liquidación

    Si no hubo impugnación, significa que para bien o para mal, tu siniestro fue resuelto.

    Sin embargo, en caso de existir una impugnación y que la respuesta del responsable de la liquidación no haya sido satisfactoria para alguna de las partes, la aseguradora está obligada a notificar en no más de 5 días hábiles, cómo dará resolución al siniestro.

    Aquí, te enfrentas a 3 escenarios:

       

        • El primero es que llegues a un acuerdo monetario con la compañía de seguros. De ser así, una vez notificada la resolución, la empresa deberá pagarte la indemnización acordada en 6 días.

         

          • El segundo escenario es que haya un desacuerdo en los montos. De ocurrir esto, la aseguradora está obligada a pagarte la cantidad de dinero que no esté cuestionada. Es decir, si tu pides 100 y la compañía dice 80, el monto mínimo que no está en disputa es 80.

           

          Sabemos que cobrar un seguro puede ser desafiante y, a veces, lamentablemente desgastante. Por eso esperamos que, siguiendo estos pasos y consejos, te sea más fácil iniciar un proceso fundamental para tu bienestar.

          Sin duda la paciencia y diligencia son la clave, pero en caso de que tengas dudas o problemas en cualquier etapa del proceso, te invitamos a buscar asesoría profesional.

           

          Te puede interesar: Cómo elegir el mejor seguro de viajes para vacaciones

           

          La seguridad financiera es una parte fundamental de tu vida, así que si no te sientes acompañado durante la búsqueda de seguros para proteger a las personas y bienes que valoras, siempre busca empresas y servicios que te transmitan confianza.

           

          Elige confiar en los expertos de Probenefit

          En Probenefit contamos con un equipo de profesionaleses de seguros expertos en bienestar personal y laboral, con un compromiso firme por la confianza y acompañamiento humano. Nuestra mejor prueba son las miles de empresas y personas que nos han elegido, durante más de diez años, para acompañar su camino a la seguridad.

          ¡Elige un compañero confiable como Probenefit! Consulta nuestros seguros para empresas, seguros para personas y soluciones de bienestar laboral

          ¿Necesitas más información? Resuelve todas tus dudas en el blog, a través de nuestra línea telefónica +562 2249 7300 o escríbenos a contacto@probenefit.cl

          Suscríbete

          Y recibe nuevos artículos en tu correo

          Error: Formulario de contacto no encontrado.

          Más publicaciones

          Nombre*
          Hidden
          Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

          Déjanos tus datos y te contactaremos:

            Nombre *

            Apellido *

            Email *

            Teléfono (requerido)

            Razón Social Empresa *

            Rut Empresa *

            Comentarios:


            Déjanos tus datos y te contactaremos:

            Error: Formulario de contacto no encontrado.

            Recibe nuestros artículos en tu correo

            Nombre
            Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.